El Ministerio de Salud Pública recomienda a quienes planean viajar en el período estival a zonas donde se registran casos de zika, dengue y chikungunya tener en cuenta las medidas de prevención estas enfermedades trasmitidas por el aedes aegypti. Al regreso, si presenta alguno de los síntomas asociados a estas enfermedades -hasta dos semanas después-, deben concurrir al médico para tener un diagnóstico, no automedicarse ni tomar aspirinas o ibuprofeno.

La directora de Epidemiología, Mariela Fabiani precisó que las personas que visiten lugares con circulación de alguno de los tres virus, intensificar el uso del repelente –aplicarse al menos cada tres horas sobre la ropa y en zonas donde la piel esta descubierta-, utilizar mangas y pantalones largos. En el caso del zika, la enfermedad también se trasmite a través de relaciones sexuales por lo que el uso del preservativo es importante.

En el mismo sentido indicó que al regreso, los pacientes que presenten algún síntoma como fiebre sin resfrío, dolor de cabeza, dolor muscular y articular, náuseas y erupciones en la piel, conjuntivitis, debe consultar al médico de forma inmediata. Así afirmó que la detección temprana de los casos permitirá un tratamiento sin complicaciones e impedirá la transmisión local del virus.

La especialista explicó que la persona diagnosticada -con algunas de las enfermedades- deberá seguir las indicaciones médicas, hidratarse, guardar reposo y usar repelente para que los mosquitos Aedes Aegypti  no lo piquen y propaguen la enfermedad. Cabe recordar que el paciente afectado puede transmitir estos virus en el período que presenta signos y previamente al inicio de los síntomas -en el período de incubación-.

En cuanto al zika, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud de la Nación   aconsejan a las mujeres en edad reproductiva y especialmente embarazadas que consideren el riesgo de viajar a los países con circulación de este virus. La enfermedad provoca malformaciones congénitas en los fetos si la madre contrae la infección durante el primer o segundo trimestre de gestación.

Comentarios