Este mediodía los agentes de la comisaria de General Pinedo fueron comisionados a calle 7 entre 4 y 6. En el lugar un hombre solicitaba presencia policial debido a que habría sufrido un robo.

Al llegar, se entrevistaron con un hombre de 90 años, dueño de un negocio quien informo que un joven ingreso en el local, y tras golpearlo se llevó varios cintos del local. Con las características dadas los efectivos comenzaron una búsqueda por las zonas aledañas.

En pocos minutos lograron demorar a un adolescente de 15 años con las mismas características manifestadas por la víctima, el joven llevaba escondidas entre sus prendas de vestir seis cintos, los cuales fueron secuestrados. Ante ello el joven fue conducido a la dependencia policial.

Finalmente el denunciante reconoció lo secuestrado como de su propiedad. El conducido fue notificado de las actuaciones y entregado a sus progenitores. 

Comentarios