Con la llegada del verano, se alarga el día y el sol se pone más fuerte, por esa razón, es fundamental saber cómo cuidarse de él, más que nada si salimos a hacer ejercicio al aire libre con regularidad.

Aunque no nos parezca los rayos UV penetran nuestra piel todo el día, y por eso es importante saber qué cuidados tener para que no nos afecten de manera negativa. La ropa y el protector, factores fundamentales.

Cómo cuidarse

Andrés Politi (73.970), coordinador de la Campaña Nacional de Prevención de Cáncer de Piel, explicó a CONBIENESTAR que “lo primero es considerar al sol como una fuente de vida y respetarlo, tiene ciertas reglas de juego”.

 “Hay tres líneas para cuidarse: una es jugar con los horarios, porque al intensidad no es la misma al mediodía que a la tarde o al anochecer. Digamos que entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde tenemos la máxima intensidad”, sostuvo el especialista.

La segunda la herramienta, “aunque parezca una obviedad, uno puede estar al aire libre pero con sombra, desde una sombrilla pero también con un sombrero, remera con cuello, manga larga, pantalón y anteojos”.

Por último, Politi explicó que la tercera defensa “es usar protector solar. Hay que aplicarlo 20 minutos antes, porque necesita un tiempo para entrar en régimen”. “Hay que tener un producto que sea al menos 30, y esto funciona bien cuando ponemos mucha cantidad en todo el cuerpo”, comentó.

En tanto, sobre esta herramienta, agregó que “el protector dura entre dos o tres horas y luego hay que volver a aplicarlo. Lo mismo sucede si nos metemos al agua. Las distintas formas en que viene simplemente son para facilitar el cumplimiento, son lo mismo”.

Este mensaje del especialista, fue dado en el marco de la semana de la lucha contra el cáncer de piel, que sucedió a fines del mes de noviembre. “Es bueno ser cuidadoso con el sol y si alguien tiene alguna duda es bueno que consulte a un especialista porque si uno diagnostica tempranamente se cura de forma definitiva”, aconsejó Politi.

Comentarios