Personal del Ministerio de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial (MDUyOT) y el equipo de escríbanos regularizadores de la provincia se reunieron con 109 vecinos del barrio San Pablo que se encuentran aptos para recibir el título de propiedad. El próximo paso es la firma del primer testimonio con los escribanos, mediante el cual se procede a la confección de las escrituras, y posterior entrega de sus títulos.

“Luego de la firma con escribanos la información es enviada al Colegio de Escribanos y al Registro de la Propiedad Inmueble para inscribir a los beneficiarios para que sean dueños de sus tierras”, explicó el director de Gestión Dominial del MDUyOT, Ricardo Báez quien recordó que hace cuatro meses se entregó la constancia de adjudicación a los vecinos.

Del taller participaron, además del equipo del MDUyOT, escribanos regularizadores dependientes del Colegio de Escribanos de la provincia. Esto es posible gracias a un convenio firmado entre el Ministerio y el Colegio para tal fin.

 

Comentarios