Un novedoso test casero que mide la fertilidad masculina fue presentado en el 73er Congreso de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM), celebrado en San Antonio (Estados Unidos), en donde se reunieron especialistas en Ginecología y Obstetricia de todo el mundo. Su diferencial radica en que es el primero que tiene en cuenta no solo la concentración, sino también la motilidad progresiva de los espermatozoides.

El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), líder mundial en el tratamiento de la infertilidad, participó en un estudio multicéntrico que demuestra la eficacia de SwimCount, el test doméstico que evalúa la fertilidad del hombre. En esta investigación participaron, además de IVI, el hospital AcibademFulya de Turquía, el banco de semen NordicCryobank de Dinamarca y la clínica de fertilidad Ciconia de Dinamarca.

Se analizaron 323 muestras de semen de pacientes, algo que permitió comparar los resultados de la prueba microscópica convencional con los del test doméstico y determinar que se correspondían en un 95% de los casos, lo que supone un alto grado de fiabilidad.

“SwimCount supone una revolución para el diagnóstico precoz de la infertilidad masculina, que recordemos es la causante de un 40% de los problemas de infertilidad. Otro 40% se debe a la mujer y el 20% restante a causas desconocidas”, asegura el Dr. Marcos Meseguer, supervisor científico de IVI Valencia y colaborador en el estudio.

“No debemos subestimar la importancia del factor masculino en la reproducción y, por tanto, una prueba como esta, que permite a los hombres obtener un diagnóstico con un alto grado de fiabilidad desde la comodidad de su casa, supone un gran avance”, explica el especialista, que recuerda que la edad avanzada es un factor que influye en la fertilidad, también en el caso de los hombres.

Único en su tipo

Los tests caseros de fertilidad masculina existentes hasta el momento sólo tenían en cuenta la cantidad de espermatozoides y no la calidad, pese a que otros factores como la motilidad progresiva –su capacidad para moverse en línea recta– son más importantes para la fecundación, para la que solo es necesario un único espermatozoide de calidad óptima. SwimCount, por su parte, es el único test que tiene en cuenta también esta variable y por tanto ofrece un primer diagnóstico más completo. Por este motivo, ante un resultado anómalo, se recomienda siempre acudir a un especialista para realizar un análisis más completo.

En las clínicas de reproducción, el test que se utiliza de forma generalizada para analizar la fertilidad masculina es el espermiograma. Consiste en el análisis microscópico de una muestra de semen y tiene en cuenta parámetros como la morfología –que los espermatozoides no sean bicéfalos o tengan dos colas, por ejemplo– que a día de hoy las pruebas domésticas no son capaces de estudiar.

Cómo funciona el nuevo dispositivo

Tras depositar una pequeña muestra de semen sobre el dispositivo, aquellos espermatozoides que son capaces de desplazarse de forma progresiva (y no en círculos, por ejemplo) se tiñen de azul. De esta forma, cuantos más espermatozoides hayan alcanzado el punto fijado, mayor será la intensidad del color de la ventana del resultado, que se puede consultar a los 30 minutos.

Comentarios