En la Argentina todos los días un niño sufre quemaduras moderadas o de gravedad. El 95% de esas quemaduras se producen en el hogar, el lugar donde con las medidas adecuadas pueden reducirse y prevenirse.

Se sabe que el 75% de las quemaduras en niños pequeños se deben a líquidos calientes, como bebidas, agua o vapor. La doctora de la Unidad de Quemados del Hospital de Pediatría Garrahan, Mabel Villasboas destacó que “los menores de dos años son los más expuestos a quemarse y sobre todo en forma grave”. Y remarcó que las quemaduras suceden en los hogares en todas las épocas del año, por deficiencias en el gas o la electricidad y la falta de prevención sobre el acceso de los nenes a situaciones que los ponen en peligro.

Las quemaduras son una causa frecuente de internación en niñas y niños y pueden dejar secuelas importantes e incluso poner en riesgo la vida.

 

El 75% de las quemaduras en niños pequeños se deben a líquidos calientes, como bebidas, agua o vapor
Por eso resulta clave conocer las maneras en que pueden prevenirse:

-No servir los alimentos calientes. Siempre deben estar tibios.
-Nunca dejar a niños solos en el baño o donde tengan acceso a grifería de agua caliente.
-Proteger la salamandra o calefactor con un cerco a un metro de distancia.
-Cocinar en las hornallas de atrás. Asegurarse que la cocina esté fija.
-Los mangos de ollas y sartenes siempre deben estar hacia atrás.
-Proteger a los niños de los enchufes.
-Verificar la instalación eléctrica y de gas con profesionales matriculados.
-Dejar fuera del alcance de niños encendedores, fósforos y cualquier elemento inflamable.
-No confiar tareas como cocinar o cuidar a niños y niñas pequeños.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las quemaduras ocasionan aproximadamente 180.000 muertes al año, que en su gran mayoría tienen lugar en los países de ingreso bajo y mediano. Una quemadura es una lesión a la piel u otro tejido orgánico causada principalmente por el calor o la radiación, la radioactividad, la electricidad, la fricción o el contacto con productos químicos. Las quemaduras son la quinta causa más común de lesiones no fatales durante la infancia.

 

Comentarios