El descubrimiento fue hecho por autoridades de la Dirección de Zona Interior Charata. En un control de inventario constataron que un motor y una caja de camioneta no se encontraban en el depósito de la Comisaría.

Inmediatamente, iniciaron una investigación y una Instrucción Sumaria para conocer los detalles del caso. “Para un mejor trabajo, se consideró que lo mejor era la intervención de la comisaría”, señaló. “El titular del Órgano de Control Institucional, ordenó suspender en sus funciones al jefe de la unidad, a un oficial de servicio y a un agente, que intervinieron en el secuestro original de las partes de la camioneta”, agregó. Se investiga si los mencionados jefes policiales pudieron facilitar “la desaparición” del vehículo.

Comentarios