La ex secretaria de Medio Ambiente menemista ingresó el jueves pasado al sanatorio para realizarse una serie de estudios de control que le detectaron una hemorragia digestiva. La dirigente liberal, de 74 años, atraviesa un nuevo juicio oral y público por la denominada causa Meller, en la que está involucrada por su gestión como ex interventora de la telefónica estatal ENTEL durante la presidencia de Carlos Menem.

En el proceso se la acusa por el pago ilegítimo de más de 30 millones de dólares a la empresa que hacía las guías telefónicas, cuando otros organismos del Estado desaconsejaban hacerlo. Como consecuencia de su grave estado de salud, se debieron suspender los alegatos de la Fiscalía y de la Oficina Anticorrupción, que estaban previstos para este miércoles y ahora no tienen fecha. Días atrás, la abogada defensora de la exfuncionaria, Pamela Bisserier, había pedido la separación de su defendida del juicio por su delicada situación, lo que fue rechazado. De acuerdo con lo que trascendió, el fiscal de la causa, Diego Velasco, solicitó que en cambio la acusada siga el proceso judicial a través del sistema de videollamadas.

Alsogaray aguarda además por otro juicio también por su paso por ENTEL, en el que se investiga el pago de nueve millones de dólares a la empresa Pecom-Nec. María Julia Alsogaray estuvo presa de agosto de 2003 a mayo de 2005 en una delegación de la Policía Federal en una causa por enriquecimiento ilícito. Y recibió prisión domiciliaria desde marzo de 2015 hasta octubre del año pasado cuando le otorgaron la libertad condicional porque cumplió las dos terceras partes de dos condenas que ya están firmes.

Comentarios