El patio del Centro Cultural se convirtió en un Observatorio Astronómico para que los visitantes pudieran descubrir planetas, satélites y  estrellas. La curiosidad convirtió al público entero en niños que preguntaron y expresaron sus conocimientos sobre el tema con la guía del profesor Fariña.

 

Cada uno, esperando pacientemente su turno pudo observar a través de los telescopios diferentes planetas y luego buscarlo en el firmamento para compartir con todo el grupo la experiencia 

Comentarios