Horas antes que la denominada "ley de electrodependientes" entre en vigencia, el Ministerio de Energía que conduce Juan José Aranguren ratificó el máximo de 600 kilovatios/hora de consumo eléctrico gratuito para los hogares con estos pacientes y remarcó que si superan ese tope deberán pagar por el uso excedente de energía.

La medida se estableció a través de la Resolución 261/2017, publicada este miércoles en el Boletín Oficial. La normativa firmada por el renunciante ex secretario de Energía Eléctrica Alejandro Sruoga corrige una resolución anterior, la número 256 del pasado 2 de mayo, que estableció la bonificación limitada y los cargos extras. 

Para un consumo mensual excedente de 450 kilovatios por encima de los 600 kilovatios base, los usuarios deberán pagar $ 320 por megavatio en horas pico y de $ 310 en horas valle; para los excedentes a 1.050 kWh, los valores irán de entre $ 640 por MWh y $ 617 por MWh. 

En el caso de los hogares con un consumo mensual excedente de la base, pero menor o igual al registrado en ese mes de 2015, los precios serán de entre $ 96 y $ 88 por megavatio hora. 

En la Cámara de Diputados la ley obtuvo 211 votos afirmativos, el total de los presentes. En Senadores cosechó 55 votos sin debate. El proyecto impulsado por los diputados kirchneristas Carlos Castagneto y Adrián Grana fue avalado por macristas, radicales, progresistas, la izquierda y hasta los peronistas anti-K. Pero hasta ahora el Gobierno no la puso en marcha.

El texto también garantiza la provisión de grupos electrógenos sin cargo para evitar las complicaciones que pudieran surgir de los cortes en el suministro energético y ordena al Ministerio de Salud la creación de un registro de electrodependientes. Hasta el momento de la votación de la ley se contabilizaron unas 120 familias con esta imperiosa necesidad, pero tras la difusión del beneficio se habla de unos 7.000 hogares con usuarios electrodependientes por motivos de salud.

Comentarios